Posicionamiento de Radio Los Inestables en Defensa de la Ley Nacional de Salud Mental

Desde el año 2010 tenemos una Ley Nacional de Salud Mental que reconoce nuestros derechos, para que no estemos más encerrados y podamos vivir una vida en libertad, en nuestros barrios, con nuestras familias y amigos/as, estudiando, trabajando. Porque la salud mental se tiene que atender en cualquier hospital y no adentro de un manicomio. Porque la salud mental es importante para todos/as y no sólo para quienes nos llaman “locos/as”.

En las últimas semanas, se dio a conocer un proyecto de decreto que va en contra del espíritu de nuestra ley, y eso es inconstitucional y es anti democrático. La Ley de Salud Mental fue fruto de discusiones, de usuarios/as, de trabajadores/as, de organismos de Derechos Humanos, y este proyecto de decreto se hizo a puertas cerradas, sin tener en cuenta nuestra opinión y avasalla nuestros derechos.

Por eso, desde Radio Los Inestables decimos:

NO AL INTENTO DE MODIFICACIÓN DE LA LEY NACIONAL DE SALUD MENTAL N° 26.657.

Porque no queremos más manicomios, queremos que la salud mental se construya en nuestros barrios: con centros de salud interdisciplinarios, con espacios de participación, con actividades culturales.

Porque no queremos que vuelvan sobre nosotros las etiquetas que nos clasifican como trastornos o patologías, queremos que se consideren todos los aspectos de nuestras vidas y en toda nuestra potencia.

Porque así como son muchas las razones por las cuales hemos llegado a necesitar un tratamiento psico-afectivo: no es sólo cultural, no es sólo social, no es sólo biológico, no es sólo comunitario, sino por todo eso. Como son muchas las razones, tienen que ser muchas y diversas las respuestas.

Porque una pastilla no basta. Porque el sufrimiento mental no se ubica en el cerebro, sino que la salud mental está en los derechos: salud mental es tener techo, trabajo, comida, educación, comunicación, justicia… y mucho amor.

Porque no queremos que nos diagnostiquen basándose en internaciones previas. Eso refuerza el círculo vicioso que nos mantiene cautivos en este sistema, y además, aumenta la discriminación. Por eso insistimos: las problemáticas de salud mental no deben considerarse un estado inmodificable.

Porque -al no prohibirlas- este proyecto de decreto habilita la existencia de las celdas de aislamiento, que tanto mal nos hacen, y en lugar de contener, aumentan nuestro sufrimiento.

Porque queremos una ley que aborde los consumos problemáticos de manera integral y respetando los derechos de las personas, y no un decreto que trate a los consumidores como problemáticos y a la internación como el principal abordaje. El encierro responde a una estrategia de seguridad y no de salud: no queremos que se criminalice el consumo de sustancias.

Porque si tenemos derechos, tenemos que tener garantías de que se cumplan. El Órgano de Revisión, como organismo encargado de controlar el cumplimiento de la ley, debe ser autónomo y de ninguna manera puede estar a cargo del Ministerio de Salud: eso sería como “poner al zorro a cuidar a las gallinas”.

Porque este decreto desconoce la importancia de promover la integración laboral y comunitaria, y sólo se centra en la integración familiar, responsabilizando casi por completo a nuestras familias sobre nuestro bienestar, cuando el principal responsable de garantizar nuestros derechos es el Estado.

Porque desmanicomializar es una palabra difícil de pronunciar pero mucho más difícil de poner en práctica. Desmanicomialización no es ajuste y abandono. Demanicomialización es mayor inversión y políticas integrales para la inclusión social.

Porque este proyecto de decreto nos perjudica a las personas usuarias de salud mental, y lo consideramos un nuevo intento –no aislado- para que se retire el Estado y aumenten las ganancias de los privados: de la corporación psiquiátrica, la industria farmacéutica y las clínicas privadas.

Porque el campo de la salud no le pertenece a los expertos, no es sólo cosa de psiquiatras. La salud mental es en sí misma un derecho, y por eso, las principales protagonistas debemos ser las personas usuarias.

Porque los/as usuarios/as de salud mental somos capaces de tomar nuestras propias decisiones, de definir nuestras propias vidas y somos capaces de decidir sobre todo lo que tenga que ver con nuestra salud mental.

Por eso, volvemos a insistir: NADA SOBRE NOSOTRXS SIN NOSOTRXS y nos plantamos en defensa de la Ley Nacional de Salud Mental, en defensa de los derechos humanos de todos/as.

Y como dijimos en la 4° Marcha por el Derecho a la Salud Mental de Córdoba:

¡QUE SE ESCUCHE NUESTRO CANTO, POR LA DIGNIDAD ESTAMOS LUCHANDO!


Posted by Radio Los Inestables on jueves, 30 de noviembre de 2017

 

Leave a Reply