Tesis y estrés: sección tesistas para estudiantes

Tesis y estrés: ¡Necesito una tesis, cualquiera, la tuya!

Años de estudio y esfuerzo desembocan al final de la carrera en la creación de una tesis. El   punto final de una etapa que aspira a dar comienzo a otra, redacción propia y solitaria, que nos puede estresar bastante.

Pero ¿Qué es el estrés? El estrés es el desequilibrio que uno percibe entre aquellas demandas de una situación y la evaluación de los recursos internos y externos para poder enfrentar la demanda. Es decir, lo que te estresa de hacer la tesis, es percibir la demanda de hacerla, con lo que trae aparejada, y la evaluación de que tus recursos podrían no ser suficientes.

Las respuestas de afrontamiento son las respuestas que brindamos ante el estrés; ante altos periodos de estrés, el afrontamiento es un factor estabilizador, que nos ayuda a mantener cierto equilibrio.

En lo referente al afrontamiento, Lazarus y Folkman en 1984, plantean que ante una situación que se considera estresante hay que tener en cuenta tres factores: por un lado, la valoración que hace la persona del estresor, por otro, las emociones y/o afectos asociados a esa apreciación del estresor y por último, los esfuerzos tanto cognitivos como conductuales para afrontarlo. Por ejemplo, la tesis como un momento final de la carrera, donde uno aspira a dar lo mejor de sí (valoración) porque espera enorgullecer a compañeros y familiares pero tiene miedo de no lograrlo (emociones) y se esfuerza en investigar para la redacción (esfuerzo cognitivo) y rechazar encuentros cerveceros con el fin de quedarse estudiando (esfuerzo conductual).

A su vez, estos autores propusieron dos estilos de afrontamiento, por un lado, el afrontamiento focalizado en el problema, es decir, modificar la situación problemática para hacerla menos estresante y por otro lado, el afrontamiento centrado en la emoción, reduciendo la tensión, la activación fisiológica y la reacción emocional. Cada persona tiene su estilo de afrontamiento, y pueden ir alternando según la situación.

Finalizando este artículo, aspiramos también a brindar herramientas para este momento estresante. Si consideramos el afrontamiento focalizado en el problema, un programa de establecimiento de metas puede ser de suma utilidad. El programa es una manera práctica de dirigir la atención y la acción, movilizar la energía y el esfuerzo y generar planes para cumplir una meta. Al momento de establecer tus metas para realizar la tesis, te recomendamos:

 

  • Metas realistas. No es aconsejable pensar metas demasiado inalcanzables. Sino metas duras, difíciles, pero factibles. Por ejemplo, dedicar una semana a realizar el marco teórico.
  • Definí cuánto tiempo por semana le vas a dedicar a tu meta. Siguiendo con el ejemplo anterior, dos horas al día durante una semana.
  • Evalúa tu rendimiento según tus metas semanales, para ver tu progreso.
  • Orienta tu accionar a la ejecución más que a los resultados. Importa que empieces a escribir, más allá de que después lo tengas que corregir varias veces.

 

Del mismo modo, dentro del el afrontamiento centrado en la emoción, les dejamos los siguientes consejos:

 

  • Realizar actividad física. Aquella que más te guste, ayudará a que tu cerebro se oxigene, mejora el estado de ánimo, ¡Y de paso te prepara para el verano!
  • Actividades como yoga o meditación pueden ayudarte a mantener la calma. Hay distintas aplicaciones que podes bajar a tu celular para ello, como Daily Yoga o Medativo: Meditación diaria.
  • Buscá apoyo de tu entorno. Tu familia y tus amigos te pueden animar y escuchar en tus peores crisis.

 

Esperamos haber sido de ayuda y no te olvides que estresarse es normal y natural ¡Que no cunda el pánico!

 

 Bibliografía

 

  • Lazarus, R.S. y Folkman, S. (1984). Estrés y Procesos Cognitivos, México: Ediciones Roca

 

 

Leave a Reply