La buena nueva, o la nueva buena: Córdoba tiene ley para los AT

Categories: Acompañante Terapéutico,Novedades

Video @Mayra Sánchez


El pasado 2 de noviembre sucedió un hecho histórico para el campo de la salud mental en nuestra provincia, en la legislatura provincial, se aprobó por unanimidad la ley que regula  el ejercicio profesional del acompañante terapéutico.

Es relevante también la modalidad en la que fue aprobada, por unanimidad, es una ley que tiene muchos años de trabajo y en la cual han participados diversos actores sociales y todos los bloques políticos, pudiendo producirse una buena ley, y sobre todo que se convierta un tema de importancia a tratar la salud mental en la legislatura.

Esta nueva ley va a permitir  garantizar tanto a usuarios, como a trabajadores que sus derechos sean respetados y garantizados. Ya que a partir de este momento la figura del AT no será solo reconocida desde la legitimidad, con la cual ya venía contando, sino que a partir de  ahora es reconocido legalmente.

El artículo 2º define que “el acompañante terapéutico es un agente de salud (…) cuya función es brindar atención personalizada tanto al paciente como a su familia en la cotidianeidad, con el fin de colaborar en la recuperación de su salud, en su calidad de vida y en su reinserción social dentro de un marco interdisciplinario”

Posteriormente en el artículo 3º delimita que el AT siempre debe trabajar inserto dentro de un equipo interdisciplinario, expresando que: “el acompañante terapéutico (…) participa siempre de estrategias de tratamiento y en el marco de un equipo de salud, nunca como un servicio aislado, episódico o fragmentario(…)”.

La aprobación de esta ley permitirá que la ley de salud mental tanto nacional como provincial puedan ser aplicadas con mayor eficacia,  el rol de AT permite que estos nuevos paradigmas puedan convertirse en realidad, en la sesión de votación la legisladora provincial Liliana Montero, manifestó “sé fehacientemente que la función del acompañante terapéutico contrapone paradigmas, y básicamente contrapone el paradigma de la libertad versus el paradigma del encierro, el de la inclusión versus el de exclusión. Y hoy, esta Legislatura se inclinará definitivamente hacia los paradigmas de la libertad y la inclusión”.

La ley  enmarca a la figura del acompañante terapéutico en el entorno sanitario y reconoce la inserción de esta actividad en el sistema de salud. También expresa que la obra social provincial (apross) debe cubrir los tratamientos. Estos datos no son menores, ya que hasta la actualidad quienes tenían la posibilidad de acceder al dispositivo de acompañamiento terapéuticos eran quienes tenían recursos o formas de costearlo, mientras que quienes no, no podían acceder al mismo, de este modo el servicio ahora se vuelve accesible a toda la población que lo requiera.

Respecto al reconocimiento de los profesionales que ya se encuentran trabajando la ley expresa lo siguiente: “El acompañante terapéutico, a efectos de ejercer su profesión debe poseer “titulo terciario o universitario” otorgado por universidades argentinas (…) y matricularse en el ministerio de salud de la provincia de Córdoba”

Y para quienes no cumplan con el requisito de título universitario expresa: “Por única vez, y por el plazo y modalidades que determinará la reglamentación, podrán matricularse quienes hayan ejercido la actividad en la Provincia de Córdoba, con base en trayectos o capacitaciones que no respondan al primer párrafo de este articulo (título universitario) y que superen un examen de acreditación de conocimientos por ante el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba.

Por último también permite la matriculación de los denominados idóneos, que no responden a ninguna de las dos primeras posibilidades a través del cursado de espacios formativos teóricos de carácter complementario que serán dictados por instituciones reconocidas por el sistema educativo, y que una vez aprobado los habilitara a la matricula.

Debemos recordar que el acompañante terapéutico es un agente de salud

que forma parte de los equipos interdisciplinarios,  en los cuales participa de la elaboración de estrategias de tratamiento, apuntando al desarrollo de un lazo social y brindando a tal fin el tratamiento en la cotidianeidad, de forma personalizada tanto al paciente – como así también a su familia –, permitiendo una mayor proximidad con el sujeto para que pueda lograr su recuperación, el mejoramiento des u calidad de vida y su reinserción social.

 


Les compartimos un vídeo realizado a la Leg. Liliana Montero y al Leg. Daniel Passerini (presidente comisión de salud) en donde nos explican que sucederá con los ATs que ya se encuentran ejerciendo previo a la sanción de la ley

Author: Sofía Gonzalez

Soy psicóloga y comunidadora social. Trabajo como residente en la RISAM Infanto Juvenil. Cordobesa hasta los dientes. Correo: sofiagonzalez@cordobapsi.com Fb: @PolaGonzalez

Deja un comentario

*