La Violencia en los Vínculos

Categories: Novedades

violencias

En vísperas a la Jornada Anual ” La Violencia en los Vínculos” que organiza APCVC este Sábado 10 de Septiembre, Cordobapsi entró en diálogo con el Lic. Fabio Boso, secretario científico de la institución, para caldearnos en lo que será este encuentro.

Te compartimos las reflexiones!


¿Cómo eligieron el tema de este año para las Jornadas?


Como institución psicoanalítica abocada al trabajo con los vínculos, todos los años promovemos un tiempo fuerte para disponernos a seguir pensando nuestra clínica, aprendiendo de cada experiencia, dando lugar a lo nuevo, pensando unos con otros, entre otros. La realización de esta Jornada Anual es una manera de comprometernos con esta tarea, y nos convoca a salir de la soledad intelectual, a encontrarnos en un hacer juntos para que sigamos estudiando, investigando, analizando, debatiendo y consolidando una práctica en diálogo con cruciales cuestiones del mundo de hoy. En esta oportunidad nos propusimos como tema convocante: La violencia en los vínculos, ya que este fenómeno, creciente y preocupante, requiere que instauremos un tiempo para pensar sus múltiples atravesamientos. Constituir la violencia en los vínculos como problemática a ser interrogada, nos plantea la tarea de habilitar los dispositivos clínicos para abordarla. Porque entendemos que nuestras prácticas psicoanalíticas vinculares con parejas, familias, grupos e instituciones, constituyen un campo de acción propicio y cada vez más involucrado con aquella problemática.


¿Hay sujetos violentos, o relaciones violentas? ¿Es importante para ustedes esta diferencia para el abordaje?


En cierto sentido la violencia es un fenómeno que pone en evidencia el malestar que, en particular, atraviesa nuestras sociedades. El hecho de que un sujeto sea violento, o de que haya individuos violentos, no puede aislarse de las condiciones que lo hacen posible. Entendemos que la violencia no es episódica por definición, sino que un hecho singular se inscribe en un continuum donde juegan un papel determinante las normas, los valores, las estructuras de significado de una sociedad. Ellos sostienen y legitiman la violencia, a la par que, paradójicamente y por distintos procedimientos de exclusión, se criminaliza o patologiza a los sujetos violentos, o remitiendo erróneamente las supuestas causas de la violencia a características de vida, a procedencias de determinados sectores socio- económicos, o circunscribiéndolas a acciones individuales por parte de grupos con escaso nivel de desarrollo cultural.

El abordaje de la violencia en los vínculos no puede desconocer los condicionamientos y procedimientos; para complejizar el análisis, pero en contexto y teniendo en cuenta la cuota de responsabilidad subjetiva de cada quien. Por ejemplo, hay ciertas situaciones vinculares que promueven dinámicas violentas que, en otras condiciones, no se despliegan. En ese sentido una pregunta es acerca de las particularidades de un vínculo para que devenga violencia en él. Sin dejar de considerar, como decíamos, el sistema en el que se inscribe. El psicoanálisis vincular tiene fundamentos teóricos para dar cuenta de ello, y recurre a dispositivos específicos para abordar las subjetividades violentas. Por cierto, en el marco de una interlocución constante con distintas disciplinas.


¿Qué opinan del nuevo Centro para atender “agresores” creado por el Ministerio de Justicia para trabajar la problemática de la Violencia de Género?


Que el Estado tome parte de esta problemática es importante, ya que evidencia la urgencia que ella ha adquirido. La violencia siempre está referida a una acción externa o ajena a una legalidad; precisamente, allí donde fracasa la fuerza de la ley se impone la violencia como desborde; históricamente se ha ejercido sobre los cuerpos de las mujeres en primer lugar, y sobre los cuerpos en posición mujer o situación de feminización en segundo lugar. La violencia de género se ejerce contra quienes no responden a los estereotipos prescriptos por la sociedad o alguno de sus sectores, que entienden lo sexual binariamente y de acuerdo con estilos y funciones naturales.

Entonces, la creación de un Centro para atender agresores cobra sentido si va acompañada de otras decisiones. Por caso, desmantelar los niveles más encubiertos de la violencia contra las mujeres requiere poner en evidencia la existencia de las estructuras violentas en que se sostiene la violencia de los agresores; se trata de destituir la naturalidad de una norma de vida, de producir su deslegitimación. La naturalización de los opuestos naturaleza/sexo y cultura/género, sostienen en los campos del discurso y de las prácticas todo un sistema de legalidad; pero también habilitan, explícita o implícitamente, todo un sistema de exclusiones. Frente a eso, ciertos vectores circulan como ejes decisivos que posibilitan el desmonte de lo invisible en la trama visible, para comprender la violencia sexo-genérica.

De modo que un Centro abocado a la atención de agresores puede ser un modo de trabajar en contra de las estructuras de violencia. A condición, claro está, de esclarecer las prácticas y los discursos en que se enmascara la violencia sexo-genérica, y de suplementar políticamente el trabajo sobre la propia subjetividad para pensarse como libre y, en consecuencia, habilitar las condiciones para que ello sea posible. En esto tenemos mucho por andar, y el Psicoanálisis Vincular, en lo que nos interesa, tiene mucho para decir y hacer.


¿Qué nos espera en las Jornadas?


Todo un trabajo, complejo, entusiasta, creativo, respecto de lo que veníamos hablando…


Más info sobre la Jornadas en:

Jornada Anual ” La Violencia en los Vínculos”

 

 

Author: Brian Banszczyk

Contacto: brianbanszczyk@gmail.com

Deja un comentario

*